domingo, 7 de diciembre de 2008

Dame una moneda


Me he cruzado con él un par de veces en un mes y medio. Es un hombre mayor, un anciano, vestido con traje y sin corbata, con la camisa abierta. Entre la primera y la segunda vez su vestimenta ha experimentado un cambio considerable; ahora sus ropajes están bastante más sucios. Se pone por el Barrio del Carmen, cerca de Renfe, y su modus operandi es siempre el mismo: se cruza en tu camino, te dice que tiene que llamar por teléfono urgentemente y que necesita una moneda. A veces, alguien pica o se la da por caridad. La mayoría de veces, la gente pasa de largo.

Foto:
http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Murciadelcarmen(frontal).jpg

1 comentario:

Daniel.G.Pelegrín dijo...

A día de hoy, nos vemos desbordados por la grave crisis económica instaurada en todo el mundo. Hipotecas desorbitadas, euríbor por las nubes, subidas del IPC... ¡Estamos fatal! pensamos. A veces no nos damos cuenta de la verdadera crisis que existe en nuestra sociedad. Y no nos damos cuenta porque al contrario que la crisis económica, la crisis humanitaria no nos afecta, es más, ni siquiera la notamos. Tanto en las calles de Murcia como en las de tantos lugares en el mundo, hay personas que tienen su particular 'via crucis' y no nos esforzamos en ayudarnos. Nuestro ombligo es más importante.

Me gusta tu estilo Sergio, melancólico con una pizca de pesimismo, necesario en muchos momentos para darnos cuenta de la realidad.

Ánimo.

Dani.